Perros

[Perros][btop]

Noticias

La neumonía canina: causas, síntomas y cuidados

¿Te preocupa la respiración de tu perrito? ¿Notas que tiene dificultad respiratoria o falta de aire? Puede deberse a que presenta un cuadro clínico de neumonía. Sí, lamentablemente los canes también pueden sufrir esta enfermedad como los seres humanos

La neumonía se trata de una terrible inflamación de los pulmones y las vías respiratorias inferiores, en la que persiste la exudación de células y líquido dentro de intersticio pulmonar. Por lo general, puede afectar al tracto respiratorio superior, es decir, la garganta, la tráquea, las cavidades nasales y los bronquios.

Este padecimiento se clasifica dependiendo de la zona del pulmón que esté perjudicada, según la causa y el tipo de reacción. En el caso de los perros -sobre todo cachorros-, las probabilidades de que padezcan neumonía son altas, esto se debe a que tienen gran sentido del olfato, y son más sensibles a diversos agentes infecciosos.
Los cachorros son más propensos a padecer neumonía 
Los canes más jóvenes tienen mayor riesgo a contraer esta patología, a causa de la falta de desarrollo en su sistema inmunológico, por lo cual son más débiles ante ella. La neumonía puede ser de carácter agudo o crónico.

Causas de la neumonía canina
En este aspecto, es importante mencionar que los virus no son causantes de la neumonía en los perros, pero sí las infecciones bacterianas de tipo secundario que derivan de ellos.  Esta enfermedad puede surgir por diversos agentes patógenos, como las bacterias, los parásitos y hongos.
El virus del moquillo canino o virus de la influencia canina, es una de las principales razones para la aparición de la inflamación, ya que propicia los elementos necesarios para generar una infección bacteriana secundaria, tras la disminución de una respuesta inmune.

Usualmente, la neumonía de tipo no infecciosa, puede estar provocada por defectos hereditarios del perro, por sustancias toxicas o irritantes –el humo, polvos artificiales…- o por algunos cuerpos extraños.

Síntomas de la patología
Cambian su comportamiento
Se debe precisar que, el cuadro clínico y la manifestación de la enfermedad varían en base al grado de afección pulmonar.  No obstante, es posible que tu mascota padezca neumonía sin que lo sepas. Te mencionamos los signos más característicos:
§  Estornudos.
§  Tos húmeda, como indicio de presencia de líquido en los pulmones.
§  Sonidos roncos al inhalar y exhalar.
§  Dificultad para respirar, en pocas palabras, disnea y taquipnea.
§  Secreción de una mucosa espesa.

Del mismo modo, tu amigo de cuatro patas puede variar su comportamiento tras enfrentarse a estos malestares. Los canes tienden a actuar completamente apáticos, se muestran depresivos y hasta pierden el apetito, lo que se traduce como un problema de anorexia.

Por otro lado, una de las preocupaciones más latentes para cualquier dueño con un perrito afectado, es si ¿la neumonía es contagiosa? Por lo que, se debe determinar en primera instancia cuál es la causa que genera esta patología. Solo la que es ocasionada por virus, hongos, bacterias o parásitos, será de tipo riesgoso para las personas.

Además, cuando los patógenos son los responsables de la enfermedad, el peligro disminuye casi en su totalidad, porque suelen ser específicos para cada especie.

Así pues, podemos comprender que los agentes implicados en la neumonía canina son de exclusividad perruna, no hay relación directa entre el contagio de neumonía entre perros y humanos.
No es una enfermedad propiamente contagiosa
En este sentido, solo queda preocuparse por el estado de salud del peludo. Al igual que con cualquier otra enfermedad, un rápido diagnóstico será el aliado para incrementar las oportunidades de un buen pronóstico, basado en un tratamiento apropiado. El procedimiento para tratar la neumonía estará ligado a la gravedad del asunto.

Lo habitual en esta patología, es que el veterinario administre antibióticos durante algunas semanas. Pero, por ningún motivo debes suministrarle los medicamentos al can bajo tu juicio, la supervisión médica es esencial para controlar la neumonía dependiendo de su causa.

¿Cómo cuidar de tu perrito enfermo?
§  Proporciónale un espacio tranquilo, cómodo y sobretodo cálido.
§  Sigue al pie de la letra las indicaciones del profesional.
§  Ofrécele una alimentación balanceada, pero especialmente apetitosa, para que el can pueda comer con gusto.
§  En ambientes secos, se puede disponer de humificadores.
¿Qué te pareció este artículo? Consigue más información sobre esta y otras enfermedades en nuestra página de Facebook o visita nuestras redes sociales.