Última Hora

Los cachorros y la alimentación: aprende a nutrirlo de la forma correcta

Los primeros años de vida son claves para poder tener un perro sano y equilibrado. Además, esos días en que son pequeños pasan volando, por ello lo mejor es que estés preparado para todos los cambios con anticipación

La alimentación de los cachorros depende del momento en que estén, durante los primeros 45 días lo recomendable es que solo consuman leche materna.

Si por cualquier razón la madre no puede alimentar al bebe, lo ideal es que busques una leche maternizada en las tiendas de mascotas o con un especialista, ya que en sus primeros meses de vida, el cachorro aún no se encuentran listo para digerir alimentos.



Además, recuerda que ni los perros ni los cachorros pueden comer lo mismo que las personas. 
Este comprobado por los expertos, que varios alimentos de consumo humano son dañinos para los canes.

Cantidad y continuidad de la comida

Así como es importante saber qué puedes darle o no a tu cachorro, también debes preocuparte por las cantidades y la continuidad con que se las das. Estas varían a medida que el animal va creciendo.

Normalmente, durante los primeros 4 meses pueden comer 5 o 4 veces al día en pequeñas cantidades, luego bajarán a 3 –aumentando un poco la cantidad en cada una–, para que al final, cuando el perro sea adulto, coma solo 2 veces por cada 24 horas.

Que los cachorros coman más veces al día no significa que se les deba servir demasiada comida. Ganar mucho peso a tan corta edad puede producirle problemas físicos o enfermedades.

Incluso podemos dañar su sistema digestivo o ejercer demasiada presión en sus pequeños e inmaduros huesitos. Para saber cuál es la cantidad adecuada, puedes guiarte por las instrucciones que trae la comida que le compras.

Todo dependerá de la raza,  tamaño y edad que tenga tu mascota. En caso de que sigas teniendo dudas con la dosis, consulta con un veterinario para asegurarte completamente.

También es importante que por lo menos una vez al mes te encargues de pesar y medir al cachorro en crecimiento, para verificar que tenga el peso y medida correcta según su raza y tamaño.

Concentrados para mascotas

Como ya sabes, la comida casera no es una buena idea para los cachorros, su uso continuo puede generar deficiencias y falta de nutrientes. Por ello, luego de que pequeño canino abandone la leche materna, lo mejor será alimentarlo con un buen concentrado para mascotas.

Estos preparados vienen listos con la cantidad necesaria de vitaminas, fibras, proteínas y demás nutrientes que necesita el cachorro para un desarrollo óptimo.

En el mercado o tiendas de animales puedes encontrar concentrados específicamente para cachorros. Eso sí, recuerda que a medida que el perro crezca, deberás cambiar su alimento por otro que cubra las necesidades de su etapa de crecimiento.

Al cumplir los 6 meses la mayoría de los perros dejan de ser cachorros para convertirse en jóvenes –casi adultos–, durante esta etapa es indispensable darle calcio, fosforo y vitaminas para que terminen de fortalecer sus huesos y sean flexibles.

Hidratación y ejercicio

Es muy positivo que desde pequeño el perro sea acostumbrado a ejercitarse y drenar energía, esto le garantiza una vida sana y prolongada.

Trata de que el cachorro no ingiera alimento inmediatamente antes o después de haber corrido o jugado. Lo más prudente es dejar pasar una hora entre el ejercicio y la alimentación, pues como todo ser vivo, el perro tiene que reposar después de comer.

Por último pero no menos importante, la hidratación es fundamental. Los cachorros necesitan beber agua constantemente, así que mantén su bebedero con agua limpia y fresca.

Encuéntranos en Facebook y cuéntanos como alimentas a tu cachorro, ¿conoces algún otro tip?