Perros

[Perros][btop]

Noticias

La gripe felina: síntomas, causas y cuidados

 
La infección en las vías respiratorias superiores, o lo que conocemos comúnmente como resfriado, es una de las enfermedades más habituales, tanto en los seres humanos como en los gatos

Los felinos son igualmente propensos que los humanos a sufrir algún padecimiento infeccioso, especialmente porque las enfermedades respiratorias superiores tienden a contraerse de forma rápida. Pueden transmitirse a través del aire, el polvo o un simple contacto, por lo que resulta ser una patología frecuente.

No obstante, se debe precisar que el resfriado no se contagia de personas a gatos, o viceversa, sino entre los mismos mininos.
No es contagioso para los humanos, pero sí para otros gatitos
La gripe felina puede ser pasajera, pero en mininos débiles o que hayan tenido otras enfermedades previas, llega a ser crónica. Las mascotas más vulnerables ante esta enfermedad, son aquellas que no han sido vacunadas, o que por su edad –gatos cachorros o ancianos-, tienen un sistema inmune sumamente frágil.

Los agentes que desencadenan el resfriado no persisten mucho tiempo en el ambiente, sin embargo, pueden permanecer de manera latente por varios días en el cuerpo del felino.

Síntomas y causas
Pueden tener malestar general
La secreción nasal o la dificultad para respirar, son indicios de una manifestación de la gripe en el minino. En su mayoría, los resfriados son causados por un virus, pero no se trata de los mismos que afectan a los humanos, son específicamente dos; el calicivirus felino (FCV), y el herpesvirus felino (FHV).

En el primer caso, el gato exterioriza síntomas moderados. La secreción nasal es menos abundante, pero provoca pequeñas llagas en la lengua, el paladar, la nariz o la boca del animal.

En el caso del FHV, los signos son más severos con una recuperación de algunas semanas, se debe tratar a tiempo mediante la ayuda médica para evitar infecciones secundarias, las cuales podrían inducir la muerte.
Existen gatos que solo son portadores de la enfermedad y no manifiestan síntomas 
Por otro lado, existen motivos diferentes para la gripe felina, como el contacto directo entre un gato y un felino infectado, el roce con objetos infectados por un minino enfermo, y el hecho de compartir espacios con un gato portador de la patología, es decir, aquellos que no demuestran los síntomas.

Otras posibles causas son las alergias, ya que aquellos gatos sensibles a algunas sustancias, el polvo o a la variación de temperaturas, tienden a contraer la enfermedad con más recurrencia. Los síntomas del resfriado son:
§  Secreción nasal y ocular –ojos llorosos-.
§  Estornudos.
§  Dificultad respiratoria, que puede conllevar a una respiración bucal.
§  Tos.
§  Disminución del apetito.
§  Fiebre.

¿Cómo cuidar de un gato resfriado?
Se debe mantener hidratado  
Cuando un felino está resfriado, lo mejor que puedes hacer para ayudarlo es llevarlo al veterinario, él sabrá cómo detectar las causas para recetar un tratamiento eficaz.

Si el origen de la gripe es de tipo viral, y puede generar el desarrollo de otras enfermedades secundarias, por ejemplo las bacterianas, lo más normal es que recomiende algunas dosis de antibióticos.

El profesional será el más indicado para diagnosticar si la patología ocasionó daños en los globos oculares. De ser ese el caso, se recetará medicación oftalmológica.

Por tu parte, puedes colaborar con el alivio de la mascota y mejorar su estado de salud con estas recomendaciones:
§  No expongas al minino a las corrientes de aire.
§  Debes mantenerlo hidratado, recuerda que un cuerpo deshidratado no puede tener una buena respuesta inmunológica.
§ Procura que su nariz esté limpia, retira el exceso de mucosidad para eludir la aparición de costras.
§ Ayuda a descongestionar su nariz con humificadores de vapor, o introduce al gato contigo en el baño mientras te das una ducha caliente, para que el vapor contribuya a la expulsión de la mucosidad.
Recuerda unirte a nuestra comunidad en Facebook para recibir más información.