Última Hora

Esta mujer es una heroína, adopta perritos que ya van a morir para regalarle los mejores días de sus vidas




Nicola Coyle es una heroína sin capa, se ha dedicado a regalarle momentos especiales a perritos que están a punto de morir y que solo han tenido sufrimiento y desprecio antes de ser rescatados.

Existen personas que realizan gestos tan memorables que merecen ser compartidos. Este es el caso de la británica Nicola Coyle de 46 años, quien dedica parte de su tiempo para darle alegría y mucho amor a perritos que están a punto de morir.

La amante de los animales no sabía qué hacer cuando llegó el momento de jubilarse, pero al final se fue por una idea que siempre estuvo en su corazón, el de proteger y rescatar animales que tuvieron una vida de muchos sufrimientos.

Así nació The Grey Muzzle Canine Hospice Project, y como sede utilizó su propia casa.

El objetivo central del refugio es recibir a animalitos que no han tenido una vida feliz, y que no tengan mucho tiempo de vida. Con este objetivo, Coyle considera que se atiende a una parte fundamental de mascotas que no podrán tener una segunda oportunidad, por lo que cada minuto cuenta para darles felicidad.

Una idea que nació siendo voluntaria



A Nicola le impactó mucho ver la cantidad de casos que llegan a las manos de los rescatistas donde los animales no tienen mucho tiempo de vida.

Ella para evitar que se les practicara la eutanasia decidía llevárselos a su casa, para evitar que fueran sacrificados.

Su idea fue tomando impulso, y al final decidió utilizar su jubilación para convertir su casa en una aldea de amor para aquellos peludos que más lo necesitan.

Una lista de deseos para cada perrito



La heroína británica realiza una lista de cosas por hacer cuando llegan a sus manos los rescatados. Una de ellas es darle muchos abrazos, mucho amor y cariño, comer helado que es una una de las favoritas de los animales, ir de paseo a la playa, comer hamburguesas, meterse en el agua para jugar, salchichas, y pescado.

Y por supuesto la más importante, tratar de darles toneladas de un amor que nunca les llegó.

Por cada animal que rescata ella asegura que debe gastar 500 euros por cada uno, ya que esto también incluye las visitas al veterinario, los paseos, la comida chatarra y muchos juguetes.

Sin embargo, a ella parece no importarle, pues Nicola asegurar que la mirada de amor y agradecimiento que recibe de cada perro rescatado es más de suficiente para considerarlo como su paga.

Entre uno a dos perros recibe la heroína



Para poder brindarles todas las comodidades, ella recibe entre uno a dos perros que luego de su evaluación veterinaria se considere que tengan menos de 6 meses de vida. Aunque hubo un caso de un perrito que tenía un pronóstico reservado y estuvo con ella más de un año.

El caso más corto que ha tenido fue el uno, que solo vivió dos semanas luego de llegar a su refugio.

Coyle considera que es muy gratificante verlos feliz, pero también es muy difícil darles su último adiós porque con ellos crea un vínculo de mucho amor.

Puede ser un trabajo absolutamente desgarrador pero alguien tiene que hacerlo. Soy un amante de los animales y no puedo soportar la idea de que pasen sus últimos días, semanas o meses sin el amor que merecen. Puede ser muy difícil, pero en última instancia es tan gratificante cuando puedes hacer que esos momentos sean especiales” dijo Nicola en los medios.

A todos se les celebra su cumpleaños



Aunque no sabe el día exacto del cumpleaños de cada animal, ella se esfuerza en brindarles un momento especial celebrándole a cada uno la fecha de nacimiento.

“No sé cuándo son sus cumpleaños, por lo que nos aseguramos de que les organicemos la fiesta de cumpleaños. Si están lo suficientemente bien, los tomamos por un día en la playa, comen pescado y papas fritas en la playa y helado.También los llevaremos al pub local, es muy amigable para los perros, allí reciben una cena de bistec” dijo.

Cuando llega el momento final en la vida de cada uno de ellos, Nicola los incinera en un terreno especial de su casa que sirve como cementerio, y un recordatorio de todos aquellos perritos que tristemente no tuvieron una vida feliz, aunque ella con su dinero trata de darles en sus últimos días en la tierra, momentos que pasarán a la posteridad.



Si te gustan artículos como este no olvides seguirnos en Facebook, donde todos los días compartimos contenido de interés sobre las mascotas.