Perros

[Perros][btop]

Noticias

La otitis, una enfermedad causante de la sordera canina

Créditos: Barkibu
La otitis canina es una enfermedad preocupante, ya que se presenta con bastante frecuencia, causando un terrible malestar en las mascotas. Conoce sus síntomas, causas y demás detalles en este artículo

Cuando se manifiesta la dolorosa inflación en el oídio –o en ambos-, suele venir acompañada de leves infecciones, por lo que debe atenderse con rapidez. A dicha inflamación en los perros, se le denomina ‘Otitis’.

Es uno de los padecimientos más molestos que pueden tener nuestros amigos peludos. De ahí que, puede originar cambios tanto en su comportamiento como en su humor.

La hinchazón en el oído puede exteriorizarse de forma aguda o crónica. Aunque puede perjudicar del mismo modo a los gatos, la otitis es más particular en los perros, a los que puede afectar en un 20% de su población, mientras que con la comunidad felina es de un 6%.
Los perros son más propensos a padecer la enfermedad que los gatos
Esta inflamación en una o varias partes del oído, genera dolor en los animales. En ocasiones puede causar la pérdida temporal del sistema auditivo. La otitis recibe una denominación particular dependiendo de la zona lastimada:

§     Externa, solo abarca el pabellón auricular y el conducto auditivo. Es la más sencilla y fácil de tratar. Del tratamiento, dependerá la evolución de la enfermedad a otras zonas.
§   Media, se produce cuando la infección avanza por el canal auditivo, congestionando la parte timpánica. En esta etapa, se comienza a notar una disminución considerable en la audición.
§  Interna, incluye las áreas de la cóclea, conductos, e incluso a las estructuras nerviosas anexas. Es consecuencia del avance de la enfermedad, esta fase puede provocar sordera en el animal.

¿Cómo saber si mi mascota tiene otitis?
Créditos: Barkibu
La afección se manifiesta de manera repentina, lenta y prolongada, por lo que detectar los síntomas en tu canino no es tarea fácil. Algunas de sus señales son:

§Dolor, el perro sacude constantemente su cabeza y dan vueltas desesperadas en círculos.
§Mal olor, se percibe un fuerte olor proveniente de las orejas.
§Picazón, cuando el can se frota con frenesí sus orejas, es un indicativo de la molestia. Este signo puede conducir a  otro, ya que tienden a perder pelo en sus orejitas a causa del maltrato al rascarse.
§Descarga vigorosa de cera.
§Intolerancia a la manipulación, están irritados o deprimidos.
§Estrechamiento de los canales auditivos, derivado de la inflamación.

Factores que propician la enfermedad
Las estaciones del año afectan la salud de los perritos
Existen puntos clave y específicos que dan origen a la otitis. La raíz del problema puede encontrarse desde el cambio del clima hasta agentes parasitarios.

Así pues, las estaciones que auspician este malestar son el invierno y el verano, pues crean un ambiente propicio para las infecciones procedentes de los cambios hormonales en el can.

Tanto la humedad como una temperatura elevada producen hongos y bacterias en las orejas de los animales. De ahí que, se puede dar paso a otro factor crucial; los parásitos. Estos pueden ser ácaros o pulgas, que destruyen los tejidos en el canal auditivo. 
El polvo puede adherirse al oído del perro
La otitis, también puede presentase debido a cuerpos extraños. Son pequeños objetos que entran y se adhieren al oído del perro, provocando infección e inflamación.

Por otra parte, los perros que padecen de alergias, suelen contraer esta enfermedad a menudo, debido a que esta alteración modifica el ambiente del conducto auditivo y favorecen el desarrollo de infecciones secundarias.

En este sentido, la limpieza del oído constituye uno de los pasos fundamentales para atacar la patología. Sobre el uso y la cantidad de tratamientos como antibióticos o antiflamantorios, deberán ser administrados bajo supervisión médica y con la respectiva prescripción del doctor.
No debes usar farmácos sin supervisión médica ni emplear remedios caseros
Otros de los medicamentos que usualmente se recetan son los antimicóticos y antiparasitarios. Entre las opciones está incluso, una cirugía canina.

Detectar los síntomas a tiempo, y colocar un tratamiento adecuado formulado por el veterinario, son los elementos decisivos para evitar la evolución de este cuadro clínico, y una posterior sordera. Procura estar al tanto de los cambios en tu perro. ¡La salud de tu mascota, está en tus manos!

Recuerda unirte a nuestra comunidad en Facebook y dejarnos tus comentarios. ¡Te esperamos!