Última Hora

¿Es perjudicial el aire acondicionado para las mascotas?

Con las altas temperaturas lo más común es mantener encendido el aire acondicionado para refrescar el hogar. Sin embargo, este sistema no afecta a las mascotas de la misma manera que lo hace en humanos,  entérate de sus efectos y conoce otras alternativas para mantener fresco a tu peludo

Los cambios de temperatura y el frío en general, pueden afectar la salud del animal, pues producen sequedad en el sistema respiratorio y estrés.  


La mascota podría presentar alteraciones de conducta como orinarse dentro de la casa, ladrar o maullar, morder objetos o mostrarse ansioso. Todo esto como respuesta ante la incomodidad.


Consecuencias del uso excesivo
Vigila el comportamiento de tu mascota cuando el aire acondicionado este encendido
En el caso de los perros, los cuales suelen tener el hocico húmedo –como señal de buena salud–, la constante exposición al aire acondicionado puede hacer que esta zona pierda su humedad, por lo cual no podría cumplir sus funciones de la misma forma –gracias a esto pueden olfatear mejor–.

Asimismo, si la mascota todavía está cachorra, su sistema inmunológico no se encuentra desarrollado por completo, por ello un frío extremo podría ocasionarle resfriados o pulmonías.

Los animales ancianos también pueden verse afectados, ya que su capacidad para regular su temperatura interna ya no es igual de eficiente y posiblemente sus articulaciones tampoco tienen la misma resistencia, así que lo más probable es que el frío le entumezca los huesos y le cueste desplazarse.


Una buena forma de evitar incomodidades en tu mascota y al mismo tiempo conservar fresco tu hogar, es mantener el aire acondicionado entre 24° y 26°centígrados. Esta temperatura permite que el proceso de adaptación sea más fácil de hacer para el organismo del animal.

Existen otras alternativas
Mantén a tu mascota protegida del sol
Este sistema de climatización no es la única opción ante los calores diarios que se propagan. Por suerte, existen otros métodos para mantener fresco a tu amigo de 4 patas –pues tampoco es recomendable que sufra con las altas temperaturas–:

Procura que siempre tenga a su alcance agua fría y limpia en su bebedero –cámbiala con mayor frecuencia durante el verano y días calurosos–.  Así se mantendrá hidratado y aliviará la sensación de calor.

También puedes verificar cómo es la dieta de tu mascota –sobre todo si tú mismo se la preparas–,  pues en caso de ser necesario, reemplaza los alimentos por otros menos calóricos.

Puedes prepararle helados para mantenerlo fresco –es una opción que seguro le encantará a tu consentido–.

Es importante que durante los días calurosos, nunca dejes al animal encerrado en el automóvil sin ventilación, ya que podría sufrir un golpe de calor.

En cuanto a los paseos, el momento más propicio es durante las primeras horas de la mañana–cuando el sol no es tan fuerte–o al final de la tarde. Será mucho mejor si puedes llevarlo a lugares frescos con muchos árboles o a playas o ríos aptos para animales, así además de ser divertido se refrescará fácilmente.

En el caso de que el animal tenga un abundante pelaje, no es recomendable recortarlo en exceso durante los días calurosos, pues aunque no lo creas, su propio pelo le ayuda a aislar el calor.  

Además, si cuentas con un jardín puedes mojarlo con la manguera, para que se alivie por un largo rato.

El aire acondicionado debe ser utilizado con moderación, no es recomendable tenerlo todo el día encendido, igualmente recuerda colocarlo en lugar adecuado, donde el animal no quede expuesto al contacto directo.


Si tienes un ventilador no dudes en usarlo. Asimismo, utiliza las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde para abrir todas las ventanas y ventilar el hogar de forma natural –así se removerá el aire interior–.

El aire acondicionado no será un problema para tu mascota siempre y cuando se utilice adecuadamente, por último ¡No olvides seguirnos en Facebook!

No hay comentarios