Última Hora

Piojos humanos, todo que necesitas saber para combatirlos

Su nombre científico es Pediculus humanus, es un insecto sin alas que mide entre 2 y 4 milímetros, infecta el cuero cabelludo de los humanos, comúnmente el de los niños y adolescentes. Es molesto, contagioso y difícil de erradicar, por ello, hoy te traemos todo lo que debes saber sobre este pequeño animal:

Sus huevos son conocidos como liendres o liendras, tienen una forma parecida a la caspa y una vez que crecen y sobreviven en el cabello, se alimentan de la sangre que habita en esta zona.  Producen picor y pequeños bultos o heridas rojizas debido a la constante necesidad por rascarse. Esta infestación se denomina pediculosis.

Son insectos hemimetábolos, es decir que necesitan de 3 fases para desarrollarse: la primera es el huevo o liendre, los cuales permanecen cerca de la raíz pues necesitan una temperatura cálida para sobrevivir. Durante su segunda etapa se convierten en ninfas y tienen un aspecto muy parecido al piojo adulto, tardan unos 7 o 10 días en madurar completamente.

El piojo adulto mide entre 2 y 4 milímetros, posee 6 patas como todo insecto y cuenta con la posibilidad de reproducirse. Las hembras son más grandes que los machos y son las que ponen los huevos. Tienen una vida aproximada de 30 días, en los cuales llegan a poner entre 50 a 100 liendres.


Mitos, verdades y curiosidades
El piojo adulto presenta un color marrón o negro y le gusta ocultarse de la luz

Al contrario de lo que se piensa los piojos no se reproducen por falta de higiene, pueden resistir temperaturas hasta de 50 grados, son inmunes a los químicos de champús habituales e incluso, las hembras depositan los huevos más fácilmente en los cabellos limpios.

Los piojos no muerden, mientras se alimentan de la sangre, expulsan una saliva anticoagulante, la cual es la causante de la irritación o picor del cuero cabelludo. Estos pequeños animales no vuelan ni saltan, su forma de contagio es mediante contacto directo con personas infectadas o al utilizar peines, sombreros, gorras o ropa contaminada. El acostarse en una cama o almohada de una persona con piojos también puede producir la infección.

El piojo y la ninfa pueden vivir solo 48 horas fuera del cuero cabelludo, si en ese tiempo no consiguen colonizar, morirán. Las liendres no se contagian, al despejarse del pelo no tienen forma de retrepar a otra cabeza.

No prefieren los cabellos largos, sencillamente una melena extensa y suelta presenta más facilidad de ser trepada, la transmisión es más complicada si el cabello se usa corto o recogido. Sin embargo, lo que si les gusta más es el pelo liso porque les facilita la rapidez de movimiento.

Tampoco tienen preferencia de género – pueden padecerla tanto mujeres como hombres–. La pediculosis suele ser más común durante la época escolar –debido a que los niños presentan un mayor contacto unos con otros–, por esto, es recomendable no esperar a que se presente el picor, ya que este síntoma se manifiesta después de 4 o 6 semanas del primer contagio.

Estos insectos suelen esconderse a la altura de la nuca o detrás de las orejas,  ya que allí se encuentra el ambiente más cálido para incubar huevos. Por último, ¡nunca pienses que tu mascota es la culpable! Los piojos humanos no provienen de los animales.

El vinagre ayuda a combatirlos
El pelo húmedo permite encontrar más fácil a los piojos

La principal forma de eliminar a estos insectos, es mediante la utilización champús o lociones especiales, también es necesario adquirir el peine fino o liendrera, para así ver mejores resultados.

El peine más recomendable, es aquel que tiene púas de metal con apenas una separación de 0,2 milímetros. La limpieza debe realizarse diariamente o mínimo cada dos días. Aplicar el champú o loción, dejar reposar unos 10 o 20 minutos y luego pasar la liendrera con el cabello aun húmedo.

Es necesario repetir el tratamiento pasada una semana, ya que los piojos no mueren al 100% luego de la primera aplicación. Además existe un remedio casero que ayuda enormemente, y es el vinagre.  Aunque no mata piojos, es útil para acabar con las liendres –las cuales suelen resistir más a los tratamientos–.

El vinagre ayuda a disolver el pegamento con el que las liendres se pegan al cuero cabelludo, así que no será una mala idea agregarlo a la lista de remedios.

Recuerda que la batalla contra este insecto nunca se gana completamente, pueden volver en cualquier momento y contagiar a todos los miembros de la familia, por ello si en tu hogar hay alguien infectado, lo más recomendable es que todos los demás se sometan al tratamiento y a la revisión.

No olvides encontrarnos en Facebook y así descubrirás más tips para tú bienestar y el de tu mascota ¡somos el vínculo que nos une!

No hay comentarios