Perros

[Perros][btop]

Noticias

5 datos curiosos sobre el Búho ¿lo conoces del todo?


Es un ave nocturna y silenciosa que pertenece a la familia de los Estrígidos –Strigidae–, suele vivir en cavidades de árboles y es tan buena cazadora como las águilas. Hoy en Oxitocina te traemos algunos datos que quizás no conocías de esta especie

1- Gira su cabeza hasta 270 °
Las hembras poseen un tamaño un poco más grande

Gracias a que cuenta con 14 vértebras cervicales  este animal puede girar su cabeza hasta 270 grados en ambas direcciones –derecha e izquierda– además, también puede moverla hacia arriba y hacia abajo en un ángulo de 90 grados.

Sin embargo, sus ojos carecen de movilidad, es decir solo puede mirar hacia el frente, condición que no limita que su vista sea impresionante, pues el cerebro del búho le permite calcular  la distancia a la que se encuentra su presa a partir de la tensión muscular que ejerce para enfocar sus pupilas. Además posee 3 párpados diferentes, que le permiten proteger su visión de la mejor forma.

Pueden llegar a escuchar 10 veces más que los seres humanos y en sus alas tienen 5 distintos tipos de pluma que le permiten protegerse y volar en total silencio –puede arrojarse sobre sus presas sin hacer ningún tipo de ruido–.



2- Se traga sus presas enteras
Duerme en el día y durante la noche sale a realizar su casería

Es un ave rapaz que ataca a sus víctimas durante la noche y las devora mientras están vivas. Principalmente consume ratones, arañas, insectos, gusanos de tierra, peces y en algunas ocasiones, conejos y otro tipo de aves más pequeñas.

Luego de tragarse a su presa completamente, al pasar unas horas regurgita  lo que no es digerible, como plumas, pelo, huesos, dientes o partes duras. El  tamaño de estos residuos dependerá de la especie del búho y de lo que se haya comido. Pueden comer durante 12 horas seguidas y después pasar otras 12 horas sin probar nada.

Sus garras son muy afiladas, por lo cual puede desgarrar sin problema la carne. Fácilmente podrían romper el brazo de una persona, sobre todo cuando los seres humanos lo molestan o invaden su territorio. Suele ser un animal muy protector de su hábitat y de sí mismo.


 3- El búho y la lechuza no son lo mismo
En inglés se utiliza la misma palabra para ambas aves, "Owl"

Aunque ambas pertenecen a la gran familia de los Estrigiformes o rapaces nocturnas, no son iguales, pues el búho es parte de un grupo denominado Estrígidos o Strigidae mientras que la lechuza pertenece al orden llamado Titónidos o Tytonidae.

Físicamente poseen una diferencia principal que ayuda a distinguirlas, ya que el búho tiene unas plumas alzadas que parecen ser sus orejas mientras que la lechuza no. Asimismo, el búho tiene una cabeza más grande y más redonda, sus ojos también son de mayor tamaño y sin movilidad ocular. La lechuza es más pequeña y con un rostro aplanado y puntiagudo.

4- Distintos significados a través de la historia
Algunas personas lo consideran un mensajero entre los vivos y los muertos

Pocos animales han tenido tantos significados distintos y contradictorios a través de la historia. El búho ha sido temido y admirado, asociado con la sabiduría y la paciencia, también con la muerte, las brujas y la magia. Muchos de los relatos y mitos sobre esta ave han sido transmitidos en varias culturas de generación en generación.

En la mitología griega por ejemplo, el búho fue el animal preferido y sagrado de la diosa Atenea, incluso se convirtió en el símbolo de la ciudad de Atenas, su figura aparecía en la moneda histórica, el dracma. En cambio durante la Edad Media, muchas personas, en especial los sacerdotes, asociaban a esta ave con las brujas, los profanos y con los malos augurios, debido a sus hábitos nocturnos y solitarios.

Por su parte para la cultura celta, el búho significaba sabiduría, clarividencia y desapego. Para los nativos americanos, las plumas de este animal eran sagradas, solían utilizarlas para protegerse contra los malos espíritus, para ellos, esta ave era el guardián de la noche y de los guerreros.

5- No habita en la Antártida
Entre las especies en peligro de extinción se encuentra: el manchado del norte y el búho de madriguera

Puede estar presente en cualquier parte del mundo, excepto en la Antártida pues no tolera los climas extremadamente fríos.  Comúnmente puede ser visto en los bosques. Se cree que solo vive en altos arboles pero la verdad es que también puede encontrar refugio en arbustos o madrigueras. Es un ave territorial, es decir, no comparte su territorio con otros búhos ni con otras aves rapaces.

Además, no es un ave migratoria, una vez que ha escogido un lugar suele quedarse en él hasta que muere, por lo que actualmente su vida y su reproducción corre peligro ya que, la tala de árboles y la destrucción de los bosques hacen que las especies de las que se alimenta escapen hacia otros lugares.

¿Has visto un búho alguna vez? Cuéntanos tus historias en nuestro Facebook